InicioSanidad equinaLa fiebre del Nilo en caballos

La fiebre del Nilo, es una enfermedad que afecta a aves, que actúan como reservorio de la enfermedad, y que es transmitida por mosquitos. La provoca el virus del Nilo: en el ciclo de este virus, el caballo, al igual que el humano, participa como un hospedador accidental.

Este virus no es capaz de multiplicarse en el caballo, al igual que en el humano, debido a una muy baja viremia, por lo que es muy difícil que se transmita de caballo a hombre o de caballo a caballo; además es complicado que el mosquito adquiera el virus al alimentarse de la sangre de esas especies, por lo que el ciclo suele cerrarse en el individuo afectado.

14716241_10157805358570657_3220825956657080660_n

Esta enfermedad presenta el siguiente cuadro clínico: es inespecífico, produce fiebre, depresión y anorexia. Si atraviesa la barrera hematoencefálica, tenemos poliencefalomielitis multifocal o difusa, y como síntoma añadido, la ataxia (alteración en la coordinación de movimientos). En humanos se presentarán petequias (punteados rojos) en piernas y síntomas nerviosos. La detección de esta enfermedad se realiza según los síntomas clínicos y mediante pruebas laboratoriales con técnicas serológicas de aislamiento del virus.

En cuanto al pronóstico, los animales afectados suelen sobrevivir sin secuelas.

Prevención: reducción del número de mosquitos, evitar picaduras de mosquitos usando repelentes, cambiar el agua a los caballos con frecuencia, evitando aguas estancadas… Existe una vacuna para caballos, consistente en el virus inactivado, que es muy eficaz. No hay vacuna para los humanos.


Comentarios

La fiebre del Nilo en caballos — No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *